28.11.14

ALICANTE - FERROL







24 de agosto de 2014, domingo.




          Después de bastante tiempo sin pisar suelo gallego, nos hemos  decidido este año por el Camino Inglés, el cual nos hace recorrer la parte Noroeste de Galicia (Rías Altas), llevándonos desde El Ferrol a Santiago, disfrutando de la famosa ría de Betanzos hasta introducirnos en los montes de la provincia de A Coruña, y así, llegar a Santiago de Compostela.
          En esta ocasión somos nueve los que emprendemos la marcha: Miguel López, los hermanos Paco y Julián López, Fernando Rodríguez, Antonio P. Vilaplana, Francisco Calatayud, J.R. Colina (alias Monchi), Alberto López y otro Julián también López. (Nos apabullan los López).
          Salimos de Alicante sobre las 6,30 h. destino Ferrol, parando en La Roda donde se nos unen los jóvenes del grupo Alberto y Julián, emprendiendo el largo camino que nos lleva hasta Valdevimbre en la provincia de León, donde damos cuenta de una suculenta comida en el restaurante "La Cueva Miñambres", que es una antigua mina que data de 1608 convertida en restaurante. Después de las 17,00 h. seguimos camino y, tras una serie de desvíos y peripecias debidas al "tontín" del navegador, arribamos a Covas,  pueblo a 10 km de El Ferrol declarado de interés comunitario por su valor ecológico y paisajístico, de unos 900 habitantes que se multiplican en verano gracias al turismo y donde nos espera Suso, hospitalero y propietario del albergue que nos acoge en esta primera noche.
          El albergue de 22 plazas es un lugar limpio,  acogedor y absolutamente recomendable, aunque se encuentra a diez km de El Ferrol donde empieza la primera etapa del Camino Inglés.  Aquí conocemos a Marian, Esperanza y Pedro, peregrinos venidos de Madrid, con los que compartiremos los próximos días.


























video

FERROL - NEDA








25 de agosto, lunes




          Unos más perezosos que otros pero a las 7,00 h. estamos levantados. Nos desplazamos a Ferrol en coche para iniciar la etapa acompañándonos Marian, Esperanza y Pedro, pasando a visitar Cabo Prior situado al Norte de la provincia coruñesa.


          Llegamos a Ferrol sobre las 9,30 h. y, tras desayunar en una cafetería, iniciamos la marcha hacia Neda hasta llegar a la calle Real, recorremos varias dársenas y los astilleros de Navantia, que están en huelga por los recortes de personal, teniendo que consultar el itinerario  a vecinos que vamos encontrando porque las señales del Camino son escasas.


          A partir de aquí todo es más fácil llegando, por terreno asfaltado, al monasterio de San Martiño de Xubia, también conocido como monasterio do Couto (cerrado por ser lunes).  Iglesia románica de tres naves construida en la primera mitad del s.XII y rodeada de cementerio como manda la tradición celta. Decidimos almorzar aquí porque ya llevamos recorridos unos 8 km, así que nuestros intendentes nos ofrecen los manjares del día.


          Pasadas las tres de la tarde arribamos a Neda y a su albergue que está a unos 3 km del pueblo. Se trata de un lugar limpio y agradable regentado por Manuel y José Ramón los propietarios del Bus de Neda, un autobús habilitado como bar que ofrece sus servicios por toda la geografía gallega, desde comida rápida a copas o fiestas privadas, y hoy lo tenemos aquí a nuestra disposición.


          Tras la ducha y la siesta nos relajamos con unos gin-tonics en la pradera de césped frente al albergue y nos ponemos a planificar la cena que vamos a preparar aprovechando la infraestructura del lugar: cocina y comedor en el albergue y bebidas y copas en el Bus.  Dicho y hecho. Julián se encarga de su ya famoso allioli, Antonio de las ensaladas y Monchi nos sorprende con unas fabulosas tortillas españolas. Así, entre charla y risas, acompañados por Marian, Esperanza y Pedro, pasamos una agradable velada que finalizamos sobre las 12,00 h.  La etapa de mañana no es difícil pero es tarde y hay que recuperar.


          Los jóvenes continúan hasta las tantas acompañados de un vecino del pueblo que se ha acercado hasta el albergue.





































video
video
video

NEDA - PONTEDEUME





26 de agosto, martes 


          Hoy, después de un despertar glorioso, amanece un día lluvioso. 


          Como de costumbre salimos "temprano" (sobre las 10 h.) y seguramente algunos peregrinos ya habrán llegado. Recorremos los humedales del río Belelle, pasamos por la iglesia de Santa María que data del año 1721 y que custodia el Cristo de la Cadena, pero está cerrada. Desayunamos y nos adentramos en la frondosa vegetación de la zona acompañados de una persistente lluvia que nos escoltará todo el día, lo que no nos impide deleitarnos con unas preciosas vistas de la ría de Ferrol desde lo alto del Marraxón. Pasamos por varias fuentes-lavaderos y llegamos al Concelo de Fene. Por fin, tras el largo esfuerzo bajo la lluvia y calados hasta los huesos, nos encontramos con el bar restaurante Vilar de Colo donde reponemos energías con un par de cervezas y un enorme bocata (ver foto).  Un vecino ve tan mojado a Julián López junior que le regala una camiseta con el anagrama de Navantia para que pueda cambiarse.


          Reanudamos la marcha adentrándonos en un bosque de eucaliptos y castaños cuya base está alfombrada de helechos.  Caminamos un largo tramo con lluvia hasta la Playa de la Magdalena de arena fina y blanca y luego, girando a la izquierda, aparece el puente sobre el río Eume  (Pontedeume) que desemboca en la ría de Ares. El puente, que fue construido en el s.XIV, está bien conservado y en uso.


          Ya hemos acabado, pero nuestro asistente general ha tenido que buscar una alternativa al albergue porque hasta los caracoles habían llegado antes que nosotros (velocidad media del grupo: 2,2 km/h).  Para compensar las penurias del día, tomamos una cena cinco estrellas en el Restaurante Luis, propiedad del dueño del lugar donde nos hemos hospedado.  Realmente recomendable.










































video